sábado, 31 de octubre de 2009

martes, 27 de octubre de 2009

domingo, 25 de octubre de 2009

Duda razonable. Parece que el contenido es mejor de lo que pretende la portada.

martes, 20 de octubre de 2009



Algo que todo el mundo debería saber.

viernes, 16 de octubre de 2009

Sopla el viento del cambio.

domingo, 11 de octubre de 2009

domingo, 4 de octubre de 2009



Cómo no quererla


Otro lance músical de Goonzales!

viernes, 2 de octubre de 2009




Muuy buena música! Ojo a los mashups..

el museo imaginado



Juventud y primeras letras,
, Malraux era un genio muy fino que anticipó de alguna manera la idea del archivo de internet con su horizontalidad de orden (en este caso de las imagenes) quiza esta idea vino dada por lo trabajos que realizo en sus años mozos. Aquí parte de la historia de esta imágen.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Otro tipo, de cultura.



Escuchar para creer. Una pieza de disco de Experimental Little Monkey!. Para su descarga en la net.label española trastienda.org. Eso si; en descarga completa preparese a despedirse de 97,2 MB y a acabar con un monton de archivos extraños (por lo menos para mi persona).

jueves, 24 de septiembre de 2009

mmmm...



Una orquesta dispersa por calles del centro de Vitoria tocó de forma sincronizada las mismas piezas musicales. Cada peatón vivió la acción de una forma diferente dependiendo de las calles por las que pasó, la velocidad a la que caminó y la dirección que tomó... Paseó dentro de una orquesta sinfónica y pudo escuchar los diversos instrumentos de forma aislada aunque sin dejar de percibir en ningún momento la música.

La sincronización a distancia entre los músicos se consiguió emitiendo por una radio local las diferentes piezas musicales. Los músicos llevaban pequeños receptores de radio y auriculares para poder escuchar la música mientras tocaban. A través del propio programa de radio se animó a los ciudadanos a que saliesen a la calle a vivir la acción en directo.

La Orquesta Gregorio Solabarrieta tocó la suite de «Romeo y Julieta» de Prokofiev, «La pregunta sin respuesta» de Charles Ives, una selección de «El Cascanueces» de Tchaikovsky, «Eljen a Magyar» y «¡A la caza!» de Strauss, y la «Danza del Sable» de Khachaturian. Todos los músicos de la orquesta fueron solistas ese día.


Un acción de mmmm… para el Ayuntamiento de Vitoria, en el marco de Disonancias.